La tecnología cuántica se basa en los principios básicos que rigen la física cuántica. Es decir, en la computación cuántica se sustituye la codificación de la información en 0 y 1 por bits cuánticos de información o qubits. Los qubits reciben este nombre  porque imitan el comportamiento de micro partículas como fotones o electrones, que son capaces de estar de manera simultánea en 2 sitios diferentes y moverse en 2 direcciones opuestas a un mismo tiempo.

Recientemente investigadores de la Universidad de Bristol y de la Universidad Técnica de Dinamarca han logrado por primera vez la “teleportación cuántica”, a través de dos chips fotónicos con un entrelazamiento de calidad entre dos fotones que compartían un solo estado.

Con el logro obtenido con la teletrasportación cuántica, las telecomunicaciones tendrán grandes beneficios, la información viajará más rápido y será posible interactuar desde  lugares donde anteriormente era inimaginable, por ejemplo desde el espacio exterior o debajo del agua, generando el intercambio de datos de manera más veloz y segura.

¿Qué se logra con la teletesportación cuántica?

Lo grandioso de este avance tecnológico es que la información puede viajar a la velocidad de la luz, y ser más segura,  debido a la capacidad de los qubits, por lo que no resulta fácil descifrar los mensajes o información confidencial que se teletransporta.

En resumen, podemos decir que esta tecnología representa uno de los retos de la ciencia moderna y por supuesto de la revolución informática. Aunque este tipo de internet no está al alcance de todos, seguramente en un tiempo no muy lejano se vuelva accesible para más sectores de la población, ayudando a mejorar aún más, el sistema de telecomunicaciones.

El router es un dispositivo que tiene como función administrar el tráfico de información que circula por una red de computadoras. Actualmente, el router puede ser usado para compartir internet, por cable, ADSL o WiFi con otras computadoras, proveer protección de firewall, controlar la calidad del servicio y otras cuestiones en el ámbito de la seguridad.

Este dispositivo se ha convertido uno de los más importantes en casa, ya que a través de él, es que puede tener acceso a la red o wifi desde los dispositivos móviles (celular, tableta, laptop). De repente el usuario puede sentir incertidumbre sobre si alguien más puede tener acceso a su red como por ejemplo, un vecino, algún hacker remoto que pueda descifrar la clave de su router.

Afortunadamente para muchos usuarios que sienten esa desconfianza, les tenemos tres formas de proteger su router de wifi:

  1. Tenga disponible una red de invitados. Más vale ser precavidos, algunos routers llegan a tener una red de invitados donde puedes compartir el wifi con tus familiares o amigos sin que tengan acceso directo a tu red. Un dato muy importante que debes tener en cuenta es tener la opción de ocultar el SSID de la red principal (la red que sale cuando los dispositivos escanean en busca de wifi). Es claro, si aquellos que te visiten en casa no pueden ver activa esta red, no podrán conectarse a ella.
  2. Cambia la contraseña con frecuencia. Los routers incluyen de fabricación incluyen un usuario y una contraseña, los cuales vienen incorporados por defecto para poder comenzar a utilizarlos de manera sencilla. Esto propicia a que la contraseña se vuelva reconocible por los hackers, y así pueden acceder de forma fácil, a través de nuestro router, a la red privada, y desde allí causar el daño que deseen. Lo más recomendable es que una vez que hayas adquirido el router cambies el código. Primero debes abrir el navegador y escribir la dirección IP del router (se encuentra impresa en el cuerpo del dispositivo). Cuando hayas ingresado con el nombre de usuario y la contraseña por defecto, ve al apartado de la configuración de la seguridad del dispositivo, y ahí encontrarás las opciones para cambiar el nombre de usuario y contraseña.
  3. Quitar el acceso remoto WPS y La mayoría de los enrutadores tienen funciones diseñadas para suministrar el acceso remoto desde fuera de una casa. La recomendación es que, si no necesitas el acceso desde afuera del hogar desactives esta función desde el panel de configuración del enrutador de wifi, así evitarás que sea detectado por otras personas.

Ahora que ya sabes estás tres opciones para proteger tu router ¡Ponlas en marcha!