El alto costo que representa pagar una oficina fija ha dado pie a que las empresas transformen sus negocios en móviles. Hoy  en día puedes trabajar desde un Smartphone, una tableta o una laptop y enlazarte con tus proveedores y socios comerciales.

Dichos avances han hecho más accesibles las formas de vida para las personas, ya que no tienen que estar sentadas en una silla frente a un monitor por una larga jornada. A su vez la tecnología móvil ha permitido que hombres y mujeres organicen mejor sus tareas y pasen tiempo en familia.

No obstante, las empresas que han dedicado dar el paso de la movilidad laboral o que están por hacerlo, deben tener en cuenta que es importante encontrar un equilibrio que permita realizar un trabajo seguro y eficiente, al mismo tiempo que estén consiente del costo que representará invertir en equipos móviles.

¿Llegamos a la era del móvil?

Sin duda alguna la tecnología móvil está innovando las pequeñas, medianas y grandes empresas, la forma en la que se labora se podría decir que es más accesible, ya que pueden hacerlo desde sus hogares, mientras que al cliente también se le está dando atención más pronta y certera, gracias a la comunicación en redes.

Se dice que podríamos estar en la “era móvil”, por todas las ventajas competitivas que nos permite usar un dispositivo tanto para el trabajo como para la vida diaria. A través de los móviles se puede conseguir cualquier cantidad de información y compartir también, es fácil navegar a mayor velocidad y realizar pagos de servicios u otras operaciones monetarias.

La nube una gran aliada de la movilidad

Por supuesto que la nube ha sido indispensable en la movilidad de las empresas, ya que gracias a ella pueden tener una mejor estrategia de trabajo. A través de la nube se pude hacer algo tan sencillo como la creación de correos, almacenamiento de datos, compartir información en todo momento, imágenes, videos y cualquier cantidad de información que beneficie al negocio.

La movilidad y la seguridad

Todos los cambios conllevan cosas buenas y otras no tan favorables, y es que con la aparición de las terminales móviles y el auge que han tenido gracias a que los usuarios han migrado a lo digital, el cibercrimen está latente, lo cual vulnera tanto a los usuarios como a las empresas, por ello las compañías están en constante búsqueda de ofrecer mayor seguridad de datos y operaciones móviles.

Finalmente podemos decir que aunque muchas empresas han convertido en móvil su operatividad, hay algunas que se resisten al cambio y prefieren seguir trabajando de la forma tradicional.