La tecnología cuántica se basa en los principios básicos que rigen la física cuántica. Es decir, en la computación cuántica se sustituye la codificación de la información en 0 y 1 por bits cuánticos de información o qubits. Los qubits reciben este nombre  porque imitan el comportamiento de micro partículas como fotones o electrones, que son capaces de estar de manera simultánea en 2 sitios diferentes y moverse en 2 direcciones opuestas a un mismo tiempo.

Recientemente investigadores de la Universidad de Bristol y de la Universidad Técnica de Dinamarca han logrado por primera vez la “teleportación cuántica”, a través de dos chips fotónicos con un entrelazamiento de calidad entre dos fotones que compartían un solo estado.

Con el logro obtenido con la teletrasportación cuántica, las telecomunicaciones tendrán grandes beneficios, la información viajará más rápido y será posible interactuar desde  lugares donde anteriormente era inimaginable, por ejemplo desde el espacio exterior o debajo del agua, generando el intercambio de datos de manera más veloz y segura.

¿Qué se logra con la teletesportación cuántica?

Lo grandioso de este avance tecnológico es que la información puede viajar a la velocidad de la luz, y ser más segura,  debido a la capacidad de los qubits, por lo que no resulta fácil descifrar los mensajes o información confidencial que se teletransporta.

En resumen, podemos decir que esta tecnología representa uno de los retos de la ciencia moderna y por supuesto de la revolución informática. Aunque este tipo de internet no está al alcance de todos, seguramente en un tiempo no muy lejano se vuelva accesible para más sectores de la población, ayudando a mejorar aún más, el sistema de telecomunicaciones.