En la actualidad la transparencia de información se ha convertido en el punto central para las empresas, proteger los datos de sus colaboradores y de sus clientes es primordial, al mismo tiempo, deben hacer saber en qué emplean esa información dando una declaratoria de privacidad.

Los datos personales conforman aspectos como: edad, domicilio, número telefónico, email, trayectoria laboral o académica, patrimonio, número de seguridad social, CURP, entre otros. Pero también puede describir aspectos más sensibles como: ideología, estado de salud, origen étnico y racial, características físicas (ADN, huella digital), ideas políticas, religiosas, preferencias sexuales.

¿Qué es la transparencia en la información?

Podemos decir que es cualquier tipo de comunicación de datos realizada a una persona física distinta a la empresa a la que le fue dada dicha información. La transparencia en cuestión de datos se llevará a cabo siempre y cuando las personas lo autoricen.

En México la Ley anuncia que la transmisión de datos se lleve a cabo sin que medie consentimiento cuando:

  1. Sea necesaria para la prevención o diagnóstico médico
  2. Cuando lo solicite un juez dentro de un proceso judicial
  3. Se efectúe entre empresas pertenecientes a un grupo empresarial que compartan determinados procesos o políticas internas

Tal vez te preguntes ¿cómo la empresa logrará ser transparente en relación al usuario o cliente? La transparencia será efectiva siempre y cuando sea en forma concisa, clara, y que informe al usuario en qué se emplearán sus datos, haciéndoles saber que no tendrá ninguna repercusión o afectación, ya que debido al uso desmedido de las tecnologías, muchos temen por su integridad física o moral.

Por otro lado, la transparencia debe situarse en un contexto específico, brindando confianza al usuario, ya que muchos de ellos, pueden estar renuentes a proporcionar sus datos personales y más por medios digitales.

El hecho de que una compañía tenga la confianza de sus usuarios y resguarde un sinfín de datos, es un gran avance para la consolidación de esa empresa, por lo que debe corresponder a esa confianza, protegiendo la información tantos de sus colaboradores como de sus clientes.