Estrictamente hablando, Linux es el núcleo de las distribuciones. Me gusta pensar en el kernel de Linux como la placa base de Legos. Es donde todas las otras piezas se unen.

Una distribución, o “distribución” para abreviar, es un sistema operativo completo que incluye un núcleo, paquetes, administradores de paquetes y todo lo demás necesario. En otras palabras, las distribuciones son conjuntos de bloques de construcción premontados dependiendo de las preferencias y necesidades del usuario. Red Hat, SUSE y Ubuntu son ejemplos de algunas de las distribuciones más populares. Hay muchos otros para enumerar aquí, pero aquí hay algunos recursos para darle una idea.

Casos de uso de Linux

Como usuario de Linux desde hace mucho tiempo, puedo entender por qué no despegó como un sistema operativo de propósito general como MS Windows. Hay demasiadas opciones, diferencias entre esas opciones y la falta percibida de estandarización. También existe la reputación de ser difícil de usar. ¿Por qué entonces alguien querría usar Linux, en lugar de Microsoft Windows o Mac OS X, por ejemplo? Al igual que la cantidad de distribuciones, la cantidad de casos de uso de Linux también es muy extensa, por lo que cubriré sólo algunos populares.

IoT

El software de código abierto suele ser gratuito, aunque algunas distribuciones respaldadas comercialmente, como RHEL, cobran tarifas de suscripción. Linux se ejecuta en muchos tipos diferentes de hardware, como dispositivos IoT, computadoras personales, equipos de red, equilibradores de carga, supercomputadoras y casi todo lo que parece. Puede ejecutarse en hardware de gama baja o menos común. Esto lo hace perfecto para dispositivos IoT, donde la potencia de procesamiento puede ser limitada y los costos deben mantenerse bajos.

“La nube”

También alimenta hardware de muy alta gama, incluyendo gran parte de lo que alimenta “la nube”. Los servidores que alimentan Internet necesitan un sistema operativo confiable que pueda funcionar continuamente sin tiempo de inactividad, manteniendo un alto nivel de seguridad. Hay muchas menos circunstancias en las que los sistemas operativos basados en Linux requieren un reinicio.

Aunque no lo recomendaría para la mayoría de los casos de uso, ciertamente es posible que los dispositivos Linux se ejecuten continuamente durante años sin reiniciar. También es mucho más fácil evitar virus y malware. Esto es ideal para servidores web, bases de datos, equilibradores de carga, enrutadores, conmutadores, firewalls, servidores de almacenamiento, hipervisores de máquinas virtuales y muchas otras piezas de infraestructura crítica de TI.

 

Contenedores

La tendencia a “contenerizar” todo ha tomado al mundo por sorpresa. Aunque los contenedores de MS Windows ahora son una opción, hasta hace poco Linux era su única opción. Es una plataforma mucho más madura para contenedores. Hay mucha mejor documentación y soporte para contenedores en Linux. Es mucho más liviano, lo que permite implementaciones mucho más densas, así como portabilidad.

Un ejemplo de un sistema operativo contenedor popular es Alpine Linux . “Está construido alrededor de musl libc y busybox. Esto lo hace más pequeño y más eficiente en recursos que las distribuciones tradicionales de GNU / Linux. Un contenedor no requiere más de 8 MB y una instalación mínima en el disco requiere alrededor de 130 MB de almacenamiento. No sólo obtienes un entorno Linux completo, sino una gran selección de paquetes del repositorio”.

AI

La Inteligencia Artificial (IA), el aprendizaje automático y el aprendizaje profundo también están recibiendo mucha atención en estos días. Linux ofrece una serie de ventajas en este espacio, incluida una mejor integración con los contenedores. Hay muchos ejemplos y mucha documentación para ayudar a alguien a construir un proyecto de IA en Ubuntu, por ejemplo.

¿Quiere entrenar su modelo en la nube, pero implementarlo en el borde de un dispositivo o contenedor IoT de baja potencia? Probablemente tendrá un tiempo mucho más fácil, junto con resultados mejores y más predecibles en Linux.

En la actualidad las empresas enfrentan cada vez más cambios tecnológicos que las obligan a estar a la vanguardia para mantenerse competitivos en el mercado, uno de los factores más importantes es la información que cada posee, y es que cada vez más las organizaciones buscan protegerse ante cualquier contingencia como robo de información, ataques cibernéticos, entre otros.

Es por ello que una alternativa ante estas situaciones ha sido el proteger la información la nube, y aunque en primera instancia pudiera sonar algo arriesgado, es más seguro de lo que puede parecer y aquí te decimos 5 ventajas que ofrece esto:

1- Costo

El contar con la información en la nube y no tener que invertir en servidores nos podemos llegar a ahorrar hasta cientos de miles de pesos, eso sin contar con la inversión en mantenimiento, programas y otros derivados.

2-Seguridad

Con la información de tu empresa en la nube es posible mantenerla segura, ya que tú decides quiénes son los que tienen acceso. Además, varias plataformas cuenta con certificados de funcionamiento prácticamente todo el año, lo que te permite estar tranquilo que podrás acceder a tu información cuando lo necesites.

3- Eficiencia

En la nube, la eficiencia está asegurada ya que las actualizaciones se realizan periódicamente de forma automática y trabajando con los últimos softwares de generación.

4- Respaldo

¿Necesitabas algo más? Ninguna empresa está exenta de algún percance, por ello al tener respaldo en la nube estarás tranquilo de que ante cualquier situación, seguirás contando con tu información.

5- Escalabilidad

Tus servicios en la nube pueden ir creciendo al tamaño de las necesidades de tu empresa ya que los planes los puedes ir actualizando ya sea por servicios, velocidad de disco, ancho de banda, etc.

 

Esperamos que estos consejos te ayuden para tomar una decisión y que puedas mantener tu información segura. Si necesitamos más asesoría contáctanos y con gusto te ayudaremos a que elijas la mejor opción.